Las diputadas del Grupo Parlamentario de Mujeres participaron en el taller “Construcción participativa encaminada a la elaboración de una propuesta de Reforma para una Democracia Paritaria”, así como el equipo técnico de la Unidad de Género de la Asamblea Legislativa, la Red de Democracia Paritaria, representantes de la Cooperación y el sistema de Naciones Unidas, instituciones gubernamentales e instancias de la sociedad civil.

En la jornada se conoció sobre la aplicación de la normativa de cuotas y paridad en la región (América Latina y el Caribe), sus avances y límites de participación política de mujeres según la aplicación legislativa; la Norma Marco para Consolidar la Democracia Paritaria (ONU Mujeres y la Unión Parlamentaria) a cargo de Katia Uriona Gamarra, ex presidenta del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia.

Respecto a la propuesta de reforma el oficial de programas del Instituto Nacional Demócrata (NDI por sus siglas en inglés), Rafael Molina, dio a conocer, a través de la consultora Gabriela Santos, el proceso de construcción de la propuesta de Reforma como resultado de un esfuerzo en conjunto con las iniciativas de mujeres que forman parte de organizaciones, instituciones a fines y partidos políticos.

Esta contiene reformas a la Ley de Partidos Políticos que buscan garantizar la paridad en elecciones de primer grado (diputaciones, consejos municipales y alcaldías).

Basada en su experiencia, la bolivariana explicó la norma que puede encaminar los derechos políticos de las mujeres de El Salvador y propone la fórmula de paridad (50/50), alternancia (trenza), que sea vertical (una titular y un titular), y horizontal (cinco mujeres y cinco hombres).

El Comité del GPM también se reunió con representantes de ONU Mujeres, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), para consolidar esfuerzos dirigidos a la aprobación de una normativa que garantice la democracia paritaria en el país.

Para la presidenta adjunta del GPM, Rosa Romero, se tiene el reto de reducir la brecha salarial y el acceso al empleo para las mujeres. Asimismo, enfatizó que trabajar por la paridad debe ser un legado en el actual periodo legislativo.

“Las políticas públicas deben tener rostro de mujer”, aseguró la vicepresidenta adjunta del GPM, Elizabeth Gómez, quien destacó que es importante que se logre la paridad en los espacios de toma de decisión donde la presencia de mujeres rompa estereotipos y disminuya la brecha de desigualdad.

En la reunión de trabajo, la magistrada presidenta del TSE, Dora Martínez de Barahona, acotó que mediante la paridad se garantizará que las mujeres tengan el 50% de participación y representación política sin ninguna restricción. Agregó que es necesario que se generen las condiciones para que se adopte en el país una norma marco para consolidar la democracia paritaria aprobada por el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO).

El evento estuvo presidido por la Representante de ONU Mujeres, Ana Elena Badilla; la representante residente del PNUD El Salvador, Giorgina Braga y representantes de organismos de la Red para la Democracia Paritaria: NIMD, Hanns Seidel, PADF, IRI, Oxfam y NDI.