Raquel Fuentes

“La próxima semana se presentará una propuesta de reforma al Código de Familia encaminada a otorgar una herramienta legal para que en el país se erradique la permisividad de relaciones o matrimonios entre niñas, adolescentes y hombres adultos”, presidenta del GPM, diputada Margarita Rodríguez.
“Compartiendo experiencias y buenas prácticas en América Latina y el Caribe para prevenir y eliminar el matrimonio infantil y las uniones tempranas” se denominó el foro legislativo que fue coordinado por la Asamblea Legislativa, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y el Grupo de Parlamentarios para la Acción Global (PGA).
En dicha actividad participaron la presidenta y vicepresidenta del GPM, diputadas Margarita Rodríguez (FMLN) y Martha Evelyn Batres (ARENA) respectivamente, así como diputadas y diputados que integran la Comisión de la Mujer y la Igualdad de Género (COMIG), Familia, Niñez, Adolescencia, Adulto Mayor y Personas con Discapacidad (CFamiliaAL) y Legislación y Puntos Constitucionales (CLegislaciónAL).
desarrollo-foro
“Hay un compromiso de reformar el Código de Familia para prohibir la autorización de matrimonios entre niñas y adolescentes menores de 18 años. Además, es necesario homologar la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA), el Código Penal que sanciona uniones entre personas adultas con niños, niñas y adolescentes, pues hay un cruce con el Código de Familia que actualmente lo permite”, presidenta GPM, diputada Margarita Rodríguez.
La vicepresidenta GPM, diputada Martha Evelyn Batres, expuso que la prohibición del matrimonio infantil no debe generar discrepancias en la discusión del tema, y que al contrario se debe involucrar a todos los sectores de la sociedad, “porque no se trata solamente de legislar por legislar, sino de generar un verdadero cambio cultural”, apuntó.
Por su parte, Nadine Perrault, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en El Salvador, de ONU Mujeres, y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) destacó que es necesario realizar un trabajo que va más allá de la legislación, un plan de desarrollo integral para la niña que reduzca el matrimonio infantil a través de la educación, salud y protección.
De la Asamblea Legislativa de Costa Rica intervino el diputado Ronny Monge, quien destacó la recién aprobada Ley de Relaciones Impropias que castigará con tres años de cárcel a quienes tengan relaciones sexuales con personas menores de 15 años. La misma prohíbe la inscripción de matrimonios que incluyan a personas menores de edad ante el Registro Civil, y a su vez aumenta la edad mínima de 13 a 15 años para el consentimiento sexual, cuando entre ambos existan cinco o más años en sus edades. Por otra parte, la ley prohíbe el matrimonio entre aquellas personas que hayan sido adoptadas y sus tutores o sus descendientes.
La asambleísta de Ecuador, Soledad Buendía, dio a conocer que el estudio de la Ley Reformatoria del Código Civil inició en 2013, y luego del respectivo análisis, en el año 2015, lograron consensos para establecer que los 18 años sería la edad mínima para casarse. En ese contexto, reconoció el papel de las niñas ecuatorianas “a quienes les permitimos alzar su voz cuando llegaron al Parlamento a pedirnos que legisláramos contra el matrimonio infantil. Dejamos las banderas políticas y nos enfocamos de manera técnica para desarrollar el cambio normativo”.
Al finalizar el evento las legisladoras y legisladores acordaron que en la Sesión Plenaria de la próxima presentarán una propuesta de reforma al Código de Familia encaminada a otorgar una herramienta legal para que en el país se erradique la permisibilidad de relaciones o matrimonios entre niñas, adolescentes y hombres adultos.